Skip to Content

El futuro se puede cambiar

 

¡EL FUTURO SE PUEDE CAMBIAR!

 

La sociedad española puede y debe frenar el Decreto de Reforma Laboral aprobado por  el  Gobierno .En la mente de algunos estaba la posibilidad de que este decreto  tendría como eje la creación de Empleo, pero para nuestra sorpresa, su aprobación no ha hecho mas que constatar lo que ya estaba en mente de todos:

 

La Generalización de la Pérdida de Derechos Laborales y la confirmación de que es un decreto a medida del sector empresarial para extender y abaratar los despidos individuales y  colectivos.

 

Las líneas maestras del  Real Decreto  son:

 

1.- Se nos quiere vender que el contrato por obra y  servicio (que generaba escasos derechos laborales) será a extinguir. De la misma manera será a extinguir el contrato que acarreaba una indemnización de 35 días por año en caso de despido. Se simplifica todo: la indemnización en caso de despido será de 20 días por mes trabajado, de los que el empresario pagara 12 y el resto ira a cargo del Fogasa.

 

2.- Se dan mayores facilidades a las empresas para flexibilizar la relación laboral:

 

La empresa podrá hacer “modificaciones sustanciales de condiciones de trabajo”, cuando existan razones económicas, técnicas, organizativas o de producción que pudieran afectar a la competitividad de la empresa en el mercado. Esto afectaría a: movilidad geográfica, jornada de trabajo, horarios y distribución del tiempo, trabajo por turnos, rendimiento, funciones etc.…. de los trabajadores.

Se están sentando las bases para “UNA NUEVA ORGANIZACIÓN DEL TRABAJO” “NOT O TOYOTISMO”, como se conoce vulgarmente ya que fue,  en la fabrica  de Toyota de Japón, donde se implanto por primera vez. La experiencia de Japón, extendida a otras empresas, demostró que el trabajador dejaba de tener vida propia para estar a disposición de la empresa durante 24 horas al día y todos los días de la semana. Solo por un momento pensemos en las consecuencias negativas para la salud de los trabajadores de la implantación de este sistema de trabajo. De momento tenemos límites legislativos en materia de Salud Laboral, pero ¿hasta cuando lo van a respetar las empresas, en aras a mejorar su competitividad?

 

4.-La empresa podrá despedir a su antojo, ya que no se establecen parámetros ni cuantitativos  ni cualitativos para demostrar la viabilidad de la misma. Con solo una previsión de evolución negativa de la empresa, sin más concreción, se procederá a despidos colectivos.

 

5.- Habrá bonificaciones a las empresas  que realicen contratos indefinidos, contratos de formación, etc.….. hasta diciembre de 2011,con limitaciones en estos últimos en los salarios por cada año. Es decir, se podrá disponer de mano de obra joven y barata en dos años al menos. Establecimiento de un contrato de formación para jóvenes sin titulación.

¡Otra vez los viejos aprendices!

¡Tantas modificaciones en materia educativa para acabar en esto!

 

6.-Se modifica la Legislación Laboral  para adaptarlas  a las Agencias de Colocación Publicas o Privadas, estas ultimas con animo de lucro. Los Servicios de Empleo Públicos podrán autorizar la existencia de agencias públicas o privadas pero la “CONTRATACION DE TRABAJADORES PARA CEDERLOS TEMPORALMENTE A OTRAS EMPRESAS SE REALIZARA EXCLUSIVAMENTE POR EMPRESAS DE TRABAJO TEMPORAL, DE ACUERDO CON SU LEGISLACION ESPECIFICA”.

¡Sin desperdicio!

 

Hasta aquí algunos de los temas, que no todos, mas polémicos establecidos por el Real decreto del Gobierno en materia laboral. La tramitación en el Parlamento y sus posibles correcciones, no nos alberga ninguna duda al respecto. Sin temor a equivocarnos, podemos  afirmar que el consenso parlamentario empeorara lo establecido en el Real Decreto. Después de esto el camino no habrá hecho más que allanarse: generalización de contratos basura, de contratos de formación para jóvenes, reforma del sistema publico de pensiones, fin de la sanidad gratuita, y un largo etcétera que por no enumerar deja de ser menos importante.

 

Pero si “Esta CRISIS PROVOCADA pende sobre nuestras cabezas como la peste asolaba la población en la Edad Media”, también como entonces tenemos y podemos salir.

La respuesta y su solución depende fundamentalmente  de los jóvenes que se están incorporando y se incorporaran  en breve al mercado laboral, se organicen, discutan sus problemas y se movilicen para garantizarse un futuro digno, de la misma manera que lo hicieron generaciones anteriores.

 

¡EN TU MANO, EN LA NUESTRA, ESTA PARAR

LA REFORMA LABORAL!

 

MADRID, 1 DE SEPTIEMBRE DE 2010. 

guitarra